Salud

¿Cómo ser madre sustituta de un pequeño Master Dog?

Traer una nueva vida al mundo es un gran motivo de felicidad, incluso cuando se trata de nuestras mascotas. Para la madre, el cuidado de sus cachorros es muy especial, pero cuando las cosas no salen bien y estos quedan huérfanos, entonces es necesario tomar algunas medidas para resguardar su vida y bienestar.

Esta tarea requiere de un enorme esfuerzo, pero cualquier persona podría realizarlo, siguiendo estos consejos:

  1. Entregarle la alimentación adecuada

Si los cachorros no tienen acceso a su mamá, es importante que sepas que en el mercado existen sustitutos lácteos especiales para cachorros que quedaron sin amamantar, estos sustitutos los puedes encontrar en clínicas veterinarias o en grandes supermercados.

Al igual que los bebés cuando los cachorros lloran generalmente es porque tienen frío, porque quieren orinar o defecar o porque tienen hambre, por lo mismo cada 2 horas aproximadamente te pedirán leche, pero debes tener en cuenta que durante la noche no hay que despertarlos para comer si es que duermen tranquilos, es mejor dejar que ellos mismos se despierten y alimentarlos en ese momento.

En cuanto a con qué darle la leche, debes buscar una mamadera especial para cachorros bebés las cuales también las podrás encontrar en clínicas veterinarias o incluso algunos sustitutos lácteos vienen con la mamadera incluida.

  1. Esterilizar la mamadera

Las mamaderas para cachorros deben ser esterilizadas después de cada uso para prevenir infecciones. Esto puede ser posible utilizando productos desinfectantes, un esterilizador a vapor o dejando la mamadera en agua hirviendo durante unos minutos.

  1. Mantener limpio y caliente su lugar de descanso

El frío es otro factor importante a considerar, ya que deberás mantenerlos bien abrigados y en un lugar donde no le lleguen corrientes de aire, ya que en esta etapa no logran regular su temperatura.

  1. Cuidar su higiene

Todo dueño responsable debe ser capaz de limpiar la boca de los cachorros después de comer, además de estimularlos para orinar y defecar, ya que la madre normalmente hace esto. Deberás realizarlo después de que coman y antes de que coman, humedeciendo un pedazo de algodón con agua tibia y frotando suavemente sobre la zona anal y genital. Esta estimulación se realiza hasta que cumplan 3 semanas aproximadamente.

Por último, te recomendamos que lleves al cachorro al Médico Veterinario para que les realicen un chequeo general y vean que todo vaya bien, además de que te puedan explicar y enseñar todos los cuidados que debes considerar.

¡Comparte este contenido!
Novedades
Salud

Inscribe a tu Master Dog en el Registro Nacional de mascotas

Salud

Conoce nuestra clínica móvil Master Vet