Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Cuándo puedo comenzar a pasear a mi Master Dog?

¡Compártelo para que todos se enteren!

Cuando se adquiere o se adopta a un Master Dog generalmente los dueños están ansiosos por jugar con ellos fuera de casa desde el primer día. Sin embargo, aunque para los canes es divertido salir y experimentar al aire libre, no es recomendable sacarlos cuando aún son cachorros.

Aunque resulte llamativo, los Master Dog pasarán de un lugar cerrado y contenido al mundo exterior, por lo que estarán expuestos a personas desconocidas, ruidos, olores y a la interacción con otros peludos. Para evitar el contagio de enfermedades, es necesario tomar algunas precauciones, en especial si tu Master Dog no tiene ninguna de sus vacunas.

¿Qué vacunas se deben aplicar?

Existen especificaciones para la vacunación según la edad del cachorro, no obstante, según el plan de vacunas que se utilice, generalmente a los cuatro meses ya podrás sacar a tu Master Dog por primera vez.  Las vacunas obligatorias son aquellas que los protegen de enfermedades como el parvovirus, hepatitis, parainfluenza, leptospirosis, el distemper y, por supuesto, la rabia, aunque la desparasitación también es fundamental.

Es importante que el canino salga a la calle hasta que haya terminado su primer ciclo de vacunas, mismas que constituyen tres dosis de vacuna séxtuple u óctuple y la vacuna antirrábica. La aplicación debe comenzar a las 8 semanas, y también a los dos meses debe aplicarse la antirrábica (por Ley en Chile), reforzándola al cumplir el año. Posterior a esto debe aplicarse cada año, dependiendo las instrucciones del médico veterinario.

Cuando tu Master Dog esté listo, la actividad del paseo se volverá placentera para el peludo y gratificante para el dueño; además de aportarle algunos beneficios:

  • Aprendizaje y entretenimiento.
  • Ejercicio y liberación de energía.
  • Estrechez del vínculo entre Master Dog y dueño.
  • Socialización con otros perros.

Hay que recordar que la vacunación de tu Master Dog es esencial para poder disfrutar de todas las ventajas que se obtienen de un paseo. Sin embargo, también es una de las obligaciones que como dueño se adquiere frente a la Ley de Tenencia Responsable de Animales de Compañía, para cuidar de la salud de los Master Dog y de los ciudadanos.