Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Qué hago para prevenir que mi perro tenga pulgas o garrapatas?

¡Compártelo para que todos se enteren!

 Es muy común que nuestros perros se contagien con estos ectoparásitos, ya que se encuentran en prácticamente cualquier medio ambiente.

 

La buena noticia es que para controlarlos existen productos especialmente diseñados que actúan a distinto nivel, eliminándo a los adultos y a las larvas. Existen diversas presentaciones como polvos, lociones, jabones, sprays, shampo y también collares antipulgas y garrapaticidas, pero los más recomendables por su facilidad de aplicación, eficacia  y bajo nivel de toxicidad son las pipetas. Ellas vienen en distintas presentaciones según el peso del perro, y se aplican directamente a la piel entre los pelos en la zona de la cruz. Algunos ejemplos son Advantix, Fipronil, Rexolin, Frontline.

 

La frecuencia de aplicación recomendada es cada dos meses en invierno y cada mes en verano, ya que en esta época su proliferación es mayor.

Es muy importante controlar estos parásitos en nuestros animales, ya que no sólo son desagradables sino que, además, pueden transmitir otras enfermedades y producir alergia en los perros. 

 

La zona más común de infestación por garrapatas es detrás de las orejas y de pulgas es en la grupa y abdomen. Si al revisar el pelaje y la piel de tu perro encuentras una garrapata o puntitos negros en su abdomen dejados por pulgas lo aconsejable es aplicar la pipeta inmediatamente sin remover manualmente al parásito, ya que si no se hace de la forma correcta puede quedar alguna estructura engancahda a la piel y producir problemas posteriores. Al día siguiente verás como solas se desprenden de tu perro y caen al suelo para que puedas eliminarla en la basura.  

 

En caso de que haya una infestación muy masiva en el animal es recomendable aplicar el producto en polvo diluido en agua en su cama, suelo y lugares que la mascota frecuenta, teniendo cuidado que no lo ingiera ya que son tóxicos.