Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¡Por un 18 más sano! ¿Por qué nunca darle de nuestra comida a nuestros Master Dogs?

¡Compártelo para que todos se enteren!

Todo Dog Lover quiere demostrarle amor a su Master Dog, el cual muchas veces expresa compartiendo su comida, desconociendo el peligro que realmente le puede causar.

Y como estamos en Fiestas Patrias, época de parrillas llenas de carne, esta mala costumbre de convidar uno que otro trozo al perro regalón aumenta, hemos preparado este artículo para advertirte de los peligros que tu comida puede generarle a tu amado Master Dog.

La comida humana es un peligro para la salud de los perros, dado que su consumo regular genera efectos  adversos en su cuerpo y conducta, como podrás leer a continuación.

Comportamiento

Los perros están acostumbrados a recibir respuestas por sus acciones; así, saben que si nos empujan con la nariz los acariciamos, que si ladran obtienen un paseo y que cuando lloran, los consolamos con golosinas. Al darles comida de nuestra propia comida, estamos formando malos hábitos que serán difíciles de quitar.

Después de repetir esta acción un par de veces, comenzarán a pedir e incluso rogar que los alimentemos mientras cocinamos, almorzamos, cenamos, comemos un bocadillo o incluso al sólo tener comida en las manos.

Las conductas esperables incluyen: llorar, sentarse y mirar fijamente la comida o a su humano, saltar, correr en círculos y todo recurso posible para llamar la atención. Cuando el problema se mantiene por mucho tiempo, las personas tienden a ceder dándoles una probada de comida, de manera que se queden quietos.

Eliminar esta conducta es extremadamente difícil, por lo que es mucho mejor evitar desde el principio la mala alimentación.  El compartir muchos sabores deliciosos con tu mascota, podría transformarlo en un perro quisquilloso que ya no acepta su propio alimento. Esto, especialmente sabiendo que habrá cosas mejores en el menú si espera e insiste lo suficiente.

Este comportamiento es bastante difícil de mejorar, ya que los humanos no son capaces de reorganizar la dieta de su Master Dog por culpa o por miedo a que sienta hambre. Lo peor de todo son los efectos físicos a que conlleva una nutrición inapropiada durante un período prolongado.

¿Por qué es malo dar sobras a nuestros perros?

Algunas comidas para humanos –  especialmente las más populares en Fiestas Patrias, como la cebolla, el ajo y las bebidas alcohólicasson tóxicas para los perros, ya que junto con aumentar su ingesta diaria de calorías, provocan un incremento en el riesgo de desarrollar enfermedades tales como anemia e insuficiencia renal, patologías cardíacas y urinarias, problemas en articulaciones, huesos y ligamentos, además de problemas de movilidad y disminución de la función hepática, entre otros problemas.

Es muy común que algunos Dog Lover den huesos a sus perros para que los mastiquen, pues lo creen beneficioso para su dentadura, lo cual está completamente errado. Es más, ese bocadillo incluso puede podría ser letal para tu Master Dog.

Los riesgos del consumo de huesos incluyen: obstrucción gastrointestinal, asfixia, cortes y heridas en boca y garganta, vómitos, diarrea, sangrado rectal y muerte en los casos más graves.

Por otra parte, la carne cruda roja o blanca presenta un gran riesgo para ti y tu mascota, ya que puede contener bacterias muy peligrosas, como la Salmonella y la Listeria. Éstas son responsables de severas infecciones gastrointestinales, las cuales afectan a humanos y animales, pudiendo esparcirse hacia objetos y personas por una manipulación irresponsable.

Si eres un Dog Lover debes tener una regla de oro cuando se trata de la dieta de tu mascota: evitar a toda costa los alimentos inapropiados. De esta forma no pondrás su salud en riesgo y su calidad de vida se mantendrá intacta.