Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

Mira a estos Master Dog creyéndose Conejos de Pascua

¡Compártelo para que todos se enteren!

Si eres un auténtico Dog Lover, Master Dog deja ahora mismo lo que estás haciendo y mira a estos 7 Master Dog saltando como verdaderos Conejos de Pascua:

1. Curso introductorio a los saltos de Conejo de Pascua 

Este curso de nivel inicial contempla técnicas de salto volador sobre la hierba, hábitat preferente del Conejo de Pascua. En el vídeo podemos apreciar a uno de los alumnos aventajados de la clase.

2. Entrenando para el campeonato del saltos de Conejo de Pascua

Esta Dog Lover, Master Dog ha estado entrenando a su perro para saltar como un verdadero Conejo de Pascua profesional. Con esa técnica, seguro clasifican a las Olimpiadas.

3. Saltar a la cama como un Conejo de Pascua

No todo es competencia en la vida, por eso hay algunos Master Dog que usan los saltos de Conejo de Pascua para introducirse sigilosamente en los lugares de acceso restringido de la casa (o salir rápidamente en caso de ser necesario).

4. Enseñando a un amigo a saltar como el Conejo de Pascuas

Saltar como Conejo de Pascua es más entretenido si se hace entre amigos. Este pequeño Dog Lover está aprendiendo la técnica del Conejo de Pascua acompañado de su mejor amigo.

5. Bajar las escaleras como el Conejo de Pascua

Para repartir todos esos huevitos de chocolate en una sola mañana el Conejo de Pascua usa algunas técnicas de desplazamiento acelerado. Se nota que este Master Dog las ha estado utilizando para llegar más rápido cuando lo llaman a comer o lo invitan a jugar.

6. Salto de Conejo de Pascua en cámara lenta

Este Master Dog sabe desafiar las leyes de la física al mejor estilo del Conejo de Pascua. Y de paso, aprovecha de llegar más rápido a abrazar a su ama.

7. Tutorial de saltos de Conejo de Pascua

Hoy en día aprendemos muchas cosas mirando tutoriales o vídeos en Internet. Este pequeño Master Dog no es la excepción y se nota que ha estado practicando mucho sin la necesidad de moverse de su escritorio. Mientras tanto, el gato de la casa lo mira sin entender nada.