Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Por qué los perros aman la playa?

¡Compártelo para que todos se enteren!

Viajar con tu mascota es muy entretenido: los perros juguetones lo son aún más en la playa. Descubre por qué.

Para quienes aman a los animales, ir a la playa y ver perros gozando del mar es un deleite casi mayor que el que podríamos sentir nosotros. Muchas veces nos reímos a carcajadas con las travesuras de estos peludos gozando de las olas, persiguiéndose entre ellos, corriendo como niños, pero ¿por qué será que les gusta tanto la playa o el mar?

El movimiento continuo de las olas

Lo lógico es pensar que les gusta por las mismas razones que nos gusta a nosotros ir a la playa: el mar con su oleaje siempre en movimiento sin duda les llama la atención, y esto es especialmente divertido para aquellos perros juguetones que disfrutan en general con el agua, ya sea en una piscina, lago, o “manguereándose”. En el caso de muchas razas, si pueden nadar es mejor aún.

 Un nuevo lugar

Otro aspecto que hay que considerar a la hora de viajar con tu mascota es que para muchos perritos, la playa, es algo nuevo. Esa novedad del lugar desconocido con características tan distintas a donde vive normalmente les llama la atención, los estimula y por ende, los hace felices.

Los aromas

El olor también debe ser algo que les atrae, y seguro se divierten haciendo hoyos en la arena, buscando y enterrando objetos. Además, la textura de la arena debe ser bastante atractiva para ellos.

 La gran cantidad de gente

La cantidad de gente que hay en la playa debe ser algo sumamente estimulante para todos los perros, quienes ya de por sí son curiosos y quieren olfatearlo todo (y a todos). Muchas personas llevan a sus perros también y esto supone aún más diversión para nuestros amigos, quienes aprovechan de interactuar y jugar entre ellos.

 Así que ya sabes, si tienes la posibilidad de viajar con tu mascota a la playa, no lo dudes. Sólo recuerda tomar algunas precauciones: no debes perderlo nunca de vista, su collar debe tener siempre su plaquita identificadora en caso de extravío, tienes que contar con algún implemento para protegerlo del sol: por ejemplo, un quitasol y por supuesto, bastante agua y un platito para mantenerlo hidratado. Además, como para cualquier paseo, debes llevar siempre una bolsa para recoger sus desechos.