Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

Estos Master Dog también disfrutan Halloween

¡Compártelo para que todos se enteren!

Sin duda, pasar tiempo con tu Master Dog es todo un deleite, resultan ser fieles compañías, son inteligentes y sus reacciones ante cosas que se consideran normales o inofensivas son muy divertidas.

Disfrutar de estos ratos agradables refuerza su vínculo y además permite conocer los estímulos que lo perturban. Muchas personas además de velar por la salud física de su mascota, también cuida de su salud emocional. Por eso, es necesario entender hasta qué punto jugar con el perro sin causarle ansiedad. Entendiendo esto, pasar días especiales junto a él, como por ejemplo, Halloween, será un tremendo panorama que seguro ambos disfrutarán mucho.

Acá te mostramos divertidas maneras con las que puedes hacer parte de esta celebración a tu Master Dog.

Disfraces

¿Y si invertimos los papeles y en lugar de disfrazarlo, te disfrazas para él? Mira cómo este Master Dog se vuelve loco cuando su Dog Lover se disfraza de su juguete favorito. ¡No puede parar de jugar con él! Sin duda se llevó una muy linda y divertida sorpresa.

Dulces

Aunque no los pueda comer porque podría enfermarse, este Master Dog guarda sus dulces como hueso santo. Que nadie piense en acercarse a ellos ni menos en quitárselos porque es el mejor guardián de caramelos que existe.

Imitación

¿Quieres salir a pedir dulces con él? ¡Qué mejor que asustar a todos con una buena imitación de tu Master Dog! Solo necesitas maquillaje y toda tu dedicación para lograr caracterizarte de él y sorprender a todo el mundo.

Durante Halloween, tu Master Dog por naturaleza se sentirá intimidado por otros animales y personas disfrazadas, lo que hará que busque un lugar donde sentirse seguro, aunque su curiosidad lo impulsará a explorar la situación, pero hay que estar concientes de lo que pasa si se siente muy asustado.

Con estas ideas presentes, resultará divertido probar diferentes maneras de jugar con tu perro. Procura cuidarlo y no generarle ansiedad. Acércate lentamente y deja que se adapte.