Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

Día del Padre: Mi Master Dog y yo

¡Compártelo para que todos se enteren!

Hay algunos hombres que no tienen hijos, pero a pesar de ello, le profesan un amor sin condiciones a un amigo muy especial: su Master Dog. Los cuidan y miman, se divierten con ellos y son la mejor compañía el uno para el otro, compartiendo su tiempo y realizando muchas actividades juntos.

Días de paseo

Nada mejor que pasar un día en la naturaleza ejercitándose, y descubriendo un mundo nuevo lleno de estímulos para fortalecer la confianza del uno en el otro, a la vez que mejora el equilibrio mental de sus fieles amigos. Una de las mejores experiencias que compartir.

Disfrutando tiempo en casa

Los dos en casa en el sofá en frente de la televisión y con el mando a distancia cerca. Pueden preparar un snack para ver una película en la que el protagonista puede ser uno o varios perros. ¡Tu mascota no deja de mover las orejas!

Visitando a amigos

No lo niegues, a los dos les gusta ver a viejos amigos. Por eso, de vez en cuando planea una visita a casa de alguno de ellos, y  si además tiene su propio amigo peludo todos pasarán un estupendo tiempo de gratificantes reencuentros.

Disfrutar de un paseo a la playa

Ir a la playa, tomar el sol o darse un baño en el agua salada del mar. Todo son beneficios que aumentan los niveles de felicidad de sus compañeros inseparables. Una buena dosis de vitamina D para ambos.

¡A la bañera!

Un buen Dog Lover sabe que para mantener saludable y libre de complicaciones a su Master Dog no hay nada mejor que darles un buen baño con jabón. Y aunque a veces, a alguno de ellos, no le guste mucho el agua en el fondo siempre lo agradecerán.

¡Un poco de ejercicio matutino!

Salir a correr juntos hace que ambos estén más en forma. Además, tu Master Dog siempre va a estar motivado para salir contigo en la mañana temprano a hacer ejercicio. Esta es sin duda la mejor forma de empezar el día. El deporte y la amistad en este caso siempre van de la mano.