Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿De vacaciones con tu Master Dog? Viaja tranquilo siguiendo estos útiles consejos

¡Compártelo para que todos se enteren!

¿Quieres pasar un tiempo inolvidable junto a tu Master Dog? Si quieres que te acompañe a todas partes, ten en cuenta estos consejos para hacer el viaje de todos más seguro.

Conoce la legislación

En el ámbito legal, está prohibido llevar a tu mascota en el asiento delantero del vehículo o sobre tu regazo y es obligatorio que vaya dentro de un canil o jaula especial enganchada al cinturón de seguridad, o con un arnés que se pueda fijar al asiento.

Utiliza un canil o jaula de buena calidad

Un canil es la mejor opción para garantizar la seguridad de tu perro y la de las demás personas que viajan en el auto. Asegúrate de escoger el tamaño adecuado y que cuente con la certificación en resistencia a choques y aislación de la temperatura.

Haz pausas para descansar durante el viaje

Aunque te sientas capacitado para realizar un trayecto de varias horas sin parar, debes recordar que tu Master Dog tiene necesidades diferentes. Considera una parada cada dos o tres horas para que pueda estirar sus patas, tomar aire fresco y despejarse; recuerda que él va en un espacio reducido y si no descansa puede estresarse fácilmente.

Desactiva los botones de las ventanas

Si tu auto tiene ventanas que se abran con botones debes desactivarlos, ya que tu perro podría presionarlos accidentalmente. Una ventana abierta, además de ser peligrosa, puede causar un exceso de emoción o ansiedad haciendo incluso que salte del auto en movimiento. Otra posibilidad es que cierre la ventana y se aplaste el cuello o una pata.

Asegura su acceso al agua

Una excelente alternativa es instalar un bebedero en la rejilla del canil para que pueda beber durante el trayecto. También, considera un tazón para cuando hagas paradas. Procura contar con suficiente agua de reserva para rellenar cuando sea necesario.

Respeta sus horarios de comida

No lo alimentes innecesariamente durante el viaje, ya que esto podría provocarle mareos o molestias estomacales. Procura que coma antes y después del trayecto, y si necesitas alimentarlo hazlo durante una parada para que no alterar su digestión.