Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Cuáles son las responsabilidades cómo dueño de una mascota?

¡Compártelo para que todos se enteren!

Tener un Master Dog puede ser una de las mejores decisiones en la vida, ya que permite crear lazos estrechos, sin embargo, esto implica serias responsabilidades que deberán considerarse para garantizar su bienestar.

Es aconsejable repasar cuáles son las obligaciones que todo dueño debe cumplir al adquirir una mascota:

  1. Identificarlo: es importante mantenerlo registrado en el Registro Nacional de mascotas, para eso es necesario que cuente con un microchip de identificación y/o una plaquita de identificación, de esta forma  si se extravía podrán encontrar a sus dueños para regresarlo a su hogar.
  2. Cuidar su salud: es necesario visitar al veterinario con frecuencia para la aplicación de sus vacunas y para desparasitarlo y en caso de presentar algún signo de enfermedad deberá ser atendido por un Médico Veterinario.
  3. Tiempo de Juego y ejercicio: se debe dedicar tiempo para jugar con ellos y para sacarlos a caminar o correr. Estas actividades le ayudarán a descargar su energía y a mantenerse saludables. Recuerda que siempre debes recoger y desechar sus excrementos y mantener a tu mascota con un medio de sujeción.
  4. Alimento y bebida: Debes preocuparte de darle una alimentación balanceada y siempre mantener su recipiente con agua fresca y limpia para que se mantenga hidratado.
  5. Sitio de descanso: es necesario que le proporciones un lugar donde puede resguardarse si vive en el patio, en donde pueda mantenerse abrigado del frío y con sombra para los días de calor.
  6. Educarlo: esto es necesario para que mantenga una buena convivencia con todos los miembros de la casa, siempre debes recordar entrenar a tu mascota a través del refuerzo positivo, de esta forma podrá acatar ordenes como saber dónde puede orinar y qué cosas no debe hacer.
  7. Higiene: al Master Dog se le debe asear, peinar, cepillar los dientes, cortar las uñas y limpiar el sitio de descanso con cierta frecuencia para que se mantenga cómodo y evitar la propagación de infecciones y enfermedades.

Las recompensas por disfrutar de la compañía de un Master Dog son grandiosas, por lo que las responsabilidades, en vez de ser una carga, pasan a formar parte de nuestras actividades cotidianas.