Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Cómo evitar que el estrés de marzo afecte a tu mejor amigo?

¡Compártelo para que todos se enteren!

Todos sabemos que marzo es un mes complejo: inicio de clases, la compra de útiles y uniformes para los niños, pagar permisos de circulación y otros tantos trámites que podrían generar estrés y/o ansiedad. Y como es sabido que un perro puede percibir las emociones de su Dog Lover, lo mejor es mantenerlo lejos de este ajetreo. Pero entonces, ¿cómo hacerlo? A continuación, te entregamos valiosos consejos para que toda esta tensión no afecte a tu pequeño amigo y puedan disfrutar de la mejor manera la llegada del otoño.

1. Ejerciten en conjunto

Si quieres evitar que tu Master Dog se contagie con el estrés propio de marzo, sacarlo a pasear después del trabajo traerá beneficios para ambos. Correr con él, luego de un día intenso, les ayudará a botar tensiones y a dormir más relajados, sin mencionar que les permitirá estrechar lazos. Por cierto, recuerda siempre llevar agua tanto para ti como para tu mejor amigo.

2. Cuida su salud

Se acerca el otoño y los cambios de temperaturas son tan dañinos tanto para tu compañero canino como para ti. Al igual que del estrés propio de marzo, también debes cuidar a tu Master Dog de las variantes climáticas que pudieran provocarle enfermedades o alteraciones en su organismo. Por ejemplo, si tienes un calefactor encendido, evita que tu mascota salga. Pueden jugar dentro de casa o pasar un tiempo de descanso, pero juntos. Así, le estarás transmitiendo confianza y tranquilidad.

3. Sé paciente

Todos tenemos días intensos en el trabajo, pero tu perro no merece recibir ese mar de emociones conflictivas porque podría desquitarse con el jardín o el sofá (y sabes que lo hará). Cuando tu mascota genera desastres en casa es signo de estrés. Por ello, ten paciencia ante sus episodios de desahogo y ayúdalo sacándolo a pasear o compartiendo momentos de relajación. Eso es lo que haría un buen Dog Lover.

Finalmente, tienes que mantener una actitud serena y relajada dentro de lo que más puedas. Un ambiente tenso en el hogar generará que tu mascota también lo esté. Por ello, no le grites y respira antes de decirle algo por los muebles rotos o por ese mar de hoyos en el patio. La conexión que hay entre tú y tu perro es única, por lo que debes cuidarla con pequeños detalles que, de seguro, tu Master Dog agradecerá.