Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

Cómo entrenar a tu perro para que vaya al baño afuera

¡Compártelo para que todos se enteren!

Cuando una persona toma la responsabilidad de adoptar un perro – en especial si es un cachorrito – sabe que lo primero que tendrá que enseñarle es a hacer sus necesidades en el lugar adecuado. Como sabemos que para un Dog Lover este paso es un poco tedioso, les traemos algunos consejos para lograrlo con éxito y en poco tiempo.

1. Paciencia y método

En sus primeros días, tu amigo peludo no sabrá dónde hacer sus necesidades. Ten paciencia, y coloca papel periódico en el lugar que deseas que sea su baño. Si lo sorprendes “en posición de…”, tómalo con suavidad y llévalo rápidamente al sitio escogido. Si ya ha defecado, traslada sus desechos a ese reducto y llévalo hasta ahí para que aprenda dónde hacerlo en lo sucesivo. Si ha orinado, absorbe parte de su orina con periódico y lleva el papel empapado a su baño.

2. Establece horarios

Si vives en departamento sin balcón, debes establecer un horario fijo para comer y luego sacarlo a pasear, de manera que su metabolismo se regule y vaya al baño cuando tú lo desees, (es decir, durante el paseo).

3. Prémialo con golosinas especiales para ellos

Felicítalo y acarícialo cuando haya ocupado su baño. Un Dog Lover sabe que este refuerzo positivo es muy importante en todo entrenamiento. Tu mascota asociará el estímulo al hecho, formando el hábito rápidamente.

4. Aprende a interpretar su lenguaje corporal

Si lo ves ansioso y olisqueando los rincones, o se pasea nerviosamente de un lado a otro, debes llevarlo al baño inmediatamente, o sacarlo a pasear según sea el caso.

5. No lo castigues ni utilices la violencia.

Ten en cuenta que, por mucha rabia o frustración que puedas sentir al comienzo, es tu responsabilidad educarlo y formar hábitos. Un Dog Lover verdadero sabe que el cariño y la dedicación – sumado a una supervisión constante en los inicios del entrenamiento – serán claves para que tu perrito aprenda dónde y cuándo es el momento de ir al baño.

Con mucho amor y paciencia, lograr formar buenos hábitos a tu amigo peludo será tarea sencilla. ¡A iniciar juntos la aventura de aprender!