Consúltale al
equipo veterinario
Haz click aquí

¿Cómo enfrentan los Master Dog el fin de las vacaciones de invierno?

¡Compártelo para que todos se enteren!

El final de las vacaciones de invierno puede tener un impacto emocional en nuestras mascotas. Y es que después de pasar tanto tiempo juntos, volver a las obligaciones y horarios de la rutina pesa para todos. Lo más habitual es que nuestro Master Dog nos extrañe y nosotros a ellos.

Estos son algunos de los cambios que podemos notar en nuestros Master Dog:

Se alteran los hábitos higiénicos

Por las vacaciones y pasar más tiempo en el exterior, nuestro perro puede haber perdido los hábitos que había adquirido y quizá en alguna ocasión pueda orinarse o hacer sus necesidades en el interior de la casa.

Llama constantemente nuestra atención

Acostumbrado como estaba, a pasar más tiempo con nosotros durante las vacaciones, ahora se muestra más cariñoso y busca nuestra cercanía de las maneras más insistentes.

Mantiene el mismo ritmo de actividad que durante las vacaciones

Quizás hayamos disfrutado activamente de nuestras vacaciones de invierno junto a nuestro Master Dog en excursiones, paseos o disfrutado en casa juntos. Es normal que a la vuelta, nuestro perro siga esperando el mismo ritmo de actividad que teníamos.

Llora y luce triste

A veces nuestra mascota se puede deprimir al verse más horas solo en casa, no es extraño en estos casos que llore y que incluso se muestre apático e inactivo. Si este comportamiento persiste más allá de una semana, tenemos que acudir al veterinario. Darle mucho cariño y mantenerle activo será algo esencial.

Muerde los objetos al quedarse solo en casa

Si cuando lo dejamos en casa para irnos al trabajo encontramos que ha mordido todo lo que ha encontrado a su alcance o rascó paredes y puertas, puede ser el inicio de un trastorno de ansiedad por separación. Para prevenirla hay que hacer una adaptación progresiva a los nuevos horarios para que no viva un cambio tan drástico al volver de las vacaciones.

Ahora ya sabes que el regreso de las vacaciones de invierno no solo te afecta a ti, también a tu leal Master Dog.